Consecuencias positivas del COVID-19

Por Mara Ordóñez 

Últimamente escuchamos hablar mucho sobre el virus viajero: el coronavirus o Covid-19. En las noticias nos dicen, por ejemplo, a qué países ha llegado o a cuántas personas nuevas ha contagiado cada día.

En varios países del mundo se han tomado medidas para evitar que este virus llegue a más gente. Algunas de estas han sido, quedarse en casa por un tiempo  o suspender el trabajo en fábricas.

Probablemente, nunca se  nos había ocurrido que este virus tendría algunas consecuencias positivas. Sobre todo para el planeta. Debido a que hay menos personas en la calle y varias empresas han dejado de funcionar, mira lo que ha ocurrido:

1. Reducción en las emisiones de dióxido de carbono (CO2)

Durante estos meses, ha bajado la cantidad del dióxido de carbono, dióxido de nitrógeno y smog. Esos son gases que están relacionados con el calentamiento global y la contaminación ambiental.

Según cálculos de Lauri Myllyvirta, del Centro de Investigación en Energía y Aire Limpio (CREA), se ha estimado una reduccion del 25% en las emisiones de dióxido de carbono en Estados Unidos; y en Nueva York hasta un 50%. Lo mismo ha ocurrido en China o Italia. Aquí puedes ver algunas imágenes que lo muestran:

Disminución de la densidad de NO2 en China en un mes.
Contaminación en norte de Italia, disminución.

 

2. Canales cristalinos

Otra de las ventajas del aislamiento o cuarentena, es el cambio que se ha presenciado en los canales de Venecia. Ahora que los turistas se han esfumado y  no hay tráfico de gandolas,  el agua se ha tornado más clara, limpia, y libre. También es posible observar algunos peces. Aunque algunos medios han explicado que al no haber movimiento, el sedimento (suciedad) se queda abajo del agua.

 

3. Animales por la ciudad

Esta última no sabemos si es positiva, pero es curiosa. Durante estos días de ausencia de humanos en las calles; los animales han tomado las ciudades.

En estos días, hemos visto fotos en redes sociales de animales “salvajes” dentro de las ciudades, en diferentes partes el mundo. Tal es el caso de Japón, con los ciervos en el Parque de Nara, que han salido a las calles en busca de alimento. Otro caso que se volvió viral fue el de Tailandia,  donde una manada de monos en la plaza Lopburi buscaba comida desesperadamente.

La explicación hasta ahora es que eran los turistas quienes alimentaban a los animales, y ahora que no lo hacen, necesitan salir en busca de comida porque tiene hambre. O quizás, los animales han pasado a reclamar  un pedazo de tierra que es suyo.

En Italia es donde se han presentado más casos de animales paseando por las ciudades deshabitadas, han aparecido ovejas, jabalíes y caballos deambulando por las calles.

¿Qué te parecen estos efectos secundarios del coronavirus? ¡Cuéntanos! 

Quién sabe, tal vez el planeta nos esté dando un mensaje y debamos aprender algunas cosas de esta pandemia. Por ejemplo, a cuidar más el planeta y a los animales que habitan en él; a convivir con nuestra familia y seres queridos; y a valorar nuestra salud.

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*