3 razones para hacer ejercicio al aire libre

Por Lía Gutiérrez

¿Tu maestro de deportes es un ogro? ¿Nunca te escogen en los equipos porque sudas mucho? Tal vez lo tuyo sea hacer ejercicio al aire libre.

Veamos la realidad, no es que no te guste correr ni hacer ejercicio, pero si cada vez que lo haces te entran ganas de vomitar, toma en cuenta cómo cambian las cosas al aire libre:

Uno. Los deportistas que hacen trampa en las competencias realizan el llamado “dopaje”. Esto significa que toman sustancias de forma artificial para correr más rápido, moverse con más agilidad etc. El oxígeno es una de estas sustancias y si hay árboles alrededor cuando practicas deporte, puedes obtenerlo de manera natural, gratis y sin culpas.

Dos. El oxígeno que entra por la nariz llega al cerebro y ayuda a pensar con más claridad, mientras que el absorbido por la piel es bueno para desaparecer cualquier olor desagradable que se pegue al cuerpo a lo largo del día.

Tres. Si haces ejercicio afuera es probable que te sientas menos cansado que si lo haces al interior. El aire limpio vuelve más rápida la recuperación después de la actividad física. Así que para la próxima vez, si te sientes muy cansado, ¡respira!

Si respirar es una necesidad y lo hacemos todo el tiempo ¿qué mejor que tomar del aire más puro para nuestros pulmones?

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*