5 monstruos mexicanos

Autora: Itzel Chávez 

En el cine, seguramente has visto muchas películas de terror con personajes horripilantes como hombres lobo, vampiros, fantasmas y momias; pero ¿acaso conoces algún monstruo mexicano?

Nuestra cultura es muy amplia y está llena de seres extraordinarios que asustaron a mexicanos desde tiempos muy antigüos, ¿quieres echarles un ojo?, sigue leyendo.

Ixpuxtequi. En la mitología náhuatl, era uno de los cuatro dioses de la muerte, su nombre significa “cara rota”, ya que no tiene la mandíbula inferior. ¿Ya te imaginarás su aspecto horrible, no?  Se dice que deambula por la noche para asustar a los viajeros solitarios.  Si algún día estás caminando por las calles oscuras, lo reconocerás por su cuerpo humanoide con largas extremidades y pies de águila.

Ilustración por @robertoonilustracion

Chololito. Esta curiosa criatura se aparece a las niñas en tiempos de lluvia, utiliza su llanto de bebé para atraerlas. Se cuenta que es gordo y bastante feo, por lo que generalmente huyen de él.  Sin embargo, si alguna niña decide llevarlo a su casa y alimentarlo, éste le dará oro como recompensa. Eso sí, siempre deberá mantenerlo oculto, si no, desaparecerá.

Yusca. Es una terrible bruja que aparece en los velorios para cantar y velar a los muertos. Verla es un mal presagio, pues significa que alguien cercano va a morir.  Además, su aspecto sí que da miedo, lleva la cara cubierta porque se le pueden ver los huesos del cráneo y no tiene ojos.

Aluxes. Estos seres son muy parecidos a los famosos duendes, son pequeños hombrecillos que cuidan la naturaleza y hacen travesuras a las personas. En las culturas prehispánicas hacían rituales para protegerse de estos seres, pues se creía que podían robar la energía vital.

La espaldilla. Es una mujer demoniaca con una figura pequeña y deforme, cubierta de pelos por todo el cuerpo y con una larga cabellera. Se aparece en rincones alejados, verla significa mala suerte y desgracia.

Muchos de estos seres aterradores forman parte de la cultura prehispánica y se encuentran plasmados en antiguos códices como el Florentino; otros se han transmitido a través de leyendas en distintas regiones de México. ¿Cuál te daría más miedo encontrar?

 

 

 

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*