¿Eres el centro del universo?

Autora: Mara Ordóñez 

Todos conocemos la teoría del big bang, o al menos comprendemos un poco sobre esta gran explosión, ¿no es así? Hagamos un recuento. Después de que todo voló en pedazos, hubo una densa lluvia de partículas y la materia comenzó a crear lo que conocemos como cuerpos celestes (estrellas, planetas). Fue a partir de ese punto que la materia comenzó a expandirse por los confines del universo, y se creó todo lo que hoy conocemos: galaxias, nebulosas, agujeros negros,  el sistema solar o el planeta tierra.

Muchos científicos creyeron que en algún momento el universo quedaría estático, sin embargo, estas predicciones fueron erróneas. Las observaciones actuales indican que el universo, no sólo no se ha detenido o disminuido su velocidad de crecimiento, sino que ha comenzado a hacerlo de forma acelerada.

Uno de los científicos rebeldes contra la idea de un universo estático fue George Lemaître, quien en 1927, obtuvo la solución para las ecuaciones de Einstein y demostró que el universo se puede contraer o expandir, pero nunca quedar estático (ley Hubble  V=Hd).  De igual manera, se estableció el principio cosmológico, donde se establece que el universo es isótropo (igual en todas las direcciones), y homogéneo a la vez.

Entonces, volviendo a la pregunta importante, ¿eres el centro del universo? Bueno, técnicamente sí, lo eres, incluso yo soy el centro de universo, y también tu perro, el mismísimo Justin Bieber y la señora que vende tacos en la esquina. Todos se pueden considerar el centro del universo, y están en lo correcto, ya que, según el principio cosmológico y las leyes de Hubble, todos los lugares son el centro del universo.

Aunque, considerando que el universo se expande constantemente, también podríamos decir que el centro no existe. Pero ¿a quién engañamos?, es mucho más atractivo pensar que cada uno de nosotros es el centro del universo. La ciencia te respalda.

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*