¿Biogenética para tener bebés a la carta?

Por Mara Ordóñez 

No, no estás leyendo la reseña de una película de ciencia ficción. La ciencia y la tecnología están cada vez  más cerca de modificar genéticamente a futuros bebés. Así es, pronto, sólo bastará solicitar el menú para diseñar a tu hijo “perfecto”. Pero ¿de esto se trata exactamente la biogenética?

La biogenética es un innovador método que se encarga de maniobrar el código genético. De esta manera, los investigadores pueden alterar la información hereditaria de una célula y ayudar a la transferencia del ADN de un organismo vivo a otro. El principal enfoque de la biogenética es curar enfermedades desde su origen genético.

Los científicos trabajan en la manipulación del ADN para poder diseñar y modificar el material genético. El objetivo hasta ahora es poder “recortar o borrar” ciertas mutaciones genéticas o enfermedades, tales como el SIDA, alzheimer, fibrosis quística, la distrofia muscular o algún tipo de cáncer hereditario, esto antes de que el bebé nazca.

Debate ético

Implementar estas técnicas es todo un debate en la comunidad científica. ¿Por qué? Bueno, muchos científicos consideran que es arriesgado borrar genes porque el método no es del todo seguro todavía. Actualmente, no es posible controlar cuántas moléculas se modifican y si realmente se repara el gen alterado. Además,  los resultados de la alteración genética son visibles hasta el nacimiento del bebé, e incluso, hay efectos secundarios o repercusiones que aparecen muchos años después.

Sin embargo, el doctor He Jiankui anunció hace poco el nacimiento de las primeras dos niñas modificadas genéticamente. Estas bebés tuvieron una intervención en su ADN para aumentar su resistencia frente al virus de VIH, ya que el papá era portador. La noticia causó total desaprobación de la comunidad científica, ya que no se considera ético experimentar con seres humanos.

Así pues, la ciencia todavía está muy lejos de confeccionar personas más hábiles en los deportes, más bellas o sumamente inteligentes. Debido a que estas características no surgen de un tipo de mutación genética única. Por ejemplo, “los científicos estiman que la estatura tiene la influencia de hasta 93.000 variaciones genéticas”. Por lo que es sumamente complicado diseñar un bebé personalizado.

La biogenética es una ciencia muy compleja e interesante. Ha aportado grandes avances a la industria agroalimentaria y la medicina. Gracias a ésta se puede alterar la fruta con el gen del dulce para controlar la maduración de manera más lenta. También, se encarga de que las moléculas de cerdo promuevan proteínas humanas para reducir el rechazo de trasplantes de órganos en humanos. Incluso, se ha empleado para combatir algunas enfermedades como el cáncer.

No obstante, aún falta recorrer un gran camino para ser capaces de modificar el ADN, diseñar un futuro bebé y borrar las mutaciones genéticas sin tener una consecuencia a futuro.

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*