Amazonia en peligro: se quema el pulmón del planeta

Los incendios son eventos comunes en meses calurosos. Pero, en los últimos años, estos eventos han incrementado en todo el mundo. ¿Por qué crees que  eso sucede?

Si tu respuesta involucra a los humanos o el calentamiento global, estás en lo cierto. El incremento de los incendios forestales y selváticos es consecuencia de las actividades humanas invasivas, como la deforestación, la explotación de la tierra para actividades industriales y la contaminación ambiental.

¡La Amazonia se está quemando!

La Selva Amazónica ha tenido el mayor número de incendios registrado desde 2013. Según el Instituto Nacional de Investigación Espacial (Inpe) se han reportado más de 70 mil este año.

La última ola de incendios comenzó en agosto, y no ha parado. Ya se han perdido 500 mil de hectáreas selváticas entre Brasil y Bolivia, y el fuego se ha extendido a Paraguay y Perú.

¿Por qué esto es tan alarmante?

La selva del Amazonas  es una de las regiones naturales más grandes y con mayor biodiversidad que existen. En ella habitan el 30% de todas las especies de animales y plantas del planeta. Y es hogar de más de 400 pueblos indígenas.

Además, esta selva es considerada como el pulmón del planeta. Ya que produce cerca del 20% del oxígeno de la atmósfera terrestre. Es una zona natural sumamente importante para todos y es nuestro deber protegerla.

Problemas de deforestación

Desde 2006, Greenpeace hizo un informe llamado Devorando la Amazonia. Donde advertía sobre la terrible deforestación que se estaba produciendo en la selva amazónica para introducir cultivos de soya.

Lamentablemente, aunque en 2008 se creó el Fondo de la Amazonia para proyectos de prevención, monitoreo y combate a la deforestación,  esta acción ha incrementado. Y las leyes de protección al medio ambiente no han sido favorables.

Este año, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, aprobó un decreto que da ventajas a la industria de la agricultura y la minería en territorio antes protegido. La nueva ley exige solamente el 50% de reserva legal, cuando antes era del 80%.

¿Qué podemos hacer?

Es tiempo de actuar. Parece que no hemos entendido que el planeta es nuestro hogar. Los gobiernos deben tener acciones que sean respetuosas con el medio ambiente y crear políticas para protegerlo.

Desde nuestra trinchera, podemos realizar las siguientes acciones. Invita a tus papás, tíos, abuelitos y primos. Juntos podemos hacer la diferencia.

  • Consumo responsable. No comprar productos provenientes de estas zonas protegidas.
  • Usar otros medios de transporte. Evita usar tanto el coche, tu cuerpo lo agradecerá.
  • Consumir menos carne. Debes variar tu dieta e incluir también otro tipo de comida nutritiva.
  • Vigilar y exigir al gobierno. Juntos debemos vigilar las acciones de nuestros representantes y exigir acciones para frenar el daño al ambiente.

Actuemos ahora. No esperemos a que este proverbio sea real:

“Cuando el último árbol sea cortado, el último río envenenado, el último pez pescado. Sólo entonces, el hombre descubrirá que el dinero no se come.”

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*